Anillos de compromiso. Qué debes saber.

Entregar el anillo de compromiso, simboliza una promesa de amor. Aunque hoy en día podemos encontrarlos de diferentes formas en su origen era de forma redonda, lo que le da el significado de infinito, que nunca va a finalizar.

El cumplimiento de esta promesa es el matrimonio.

La futura novia lucirá el anillo de compromiso hasta que
contraiga matrimonio, después podrá quitárselo o llevarlo en el mismo dedo
junto a la alianza de casada.

Cuenta la leyenda:

Se cree que los primeros en entregar un anillo de compromiso
a sus futuras esposas fueron los egipcios éstos tenían la creencia de que en el
cuarto dedo de la mano izquierda existía una vena llamada vena amoris (vena del
amor), que conectaba directamente con el corazón, por esta razón el anillo de
compromiso se coloca originalmente en el dedo anular izquierdo. Éste anillo se
entregaba por el hombre a la mujer como prueba de confianza de que ésta sería
buena madre y esposa.

Sin embargo, aunque su origen es lucirlo en la mano izquierda algunos países como Alemania, Rusia y en la India se coloca en la mano derecha.


¿Cuál es el inicio de la tradición del anillo de compromiso con diamantes?

Ésta tradición fue iniciada por el archiduque Maximiliano de Austria en 1477, cuando le entregó a
María Borgoña un anillo de oro con un diamante incrustado como muestra de su
amor.

En 1947 cuando Frances Gerety, una empleada de la agencia de publicidad de N.W Ayer & Son, escribió el eslogan "un diamante es para siempre", esto impulsó enormemente la industria de los diamantes.

El Diamante es el mineral más resistente que existe, tan resistente que prácticamente no se puede destruir.

Elegir esta piedra preciosa tiene un significado simbólico, no en vano la palabra diamante viene del griego y su traducción es INVENCIBLE. Al entregarlo se da a entender que la promesa de amor es inquebrantable.

De ahí que en todo anillo de compromiso que se precie debe haber al menos un diamante.


Materiales de fabricación:

El metal más empleado en la fabricación de anillos de compromiso es el oro amarillo o el oro blanco. Últimamente se ha empleado también el platino y el paladio. Según las modas también está en auge el oro rosa. Como podéis ver hay variedad para todos los gustos.


Cómo escoger un diamante por su calidad:

La calidad del diamante en sí se mide en cuatro conceptos:

Claridad.

La claridad es la pureza del diamante, se
miden las imperfecciones tanto internas como externas. Cuanto más claro sea su
precio será más elevado. Se califican en la siguiente escala de pureza:


Color.

Algunas imperfecciones pueden
teñir sutilmente el color del diamante. Cuanto más incoloro sea éste tendrá más
valorado. Se califican por tonalidad de la siguiente forma:


Corte.

Es el tallado que se le da a la piedra, debe
tener un tallado equilibrado para darle forma, simetría, pulido de las caras...
así el diamante reflejará la luz y tendrá un apariencia muy brillante.


Quilate.

Es el peso del diamante, cuanto más peso y
volumen tenga la piedra se verá mayor a la vista.



Tips para comprar un anillo de diamantes:

1- Fíjate un presupuesto.

2- Decide de que metal lo quieres.

3- Escoge la piedra principal.

4- Es importante fijarte en la relación calidad
precio, puede que encuentres un diamante enorme a un bajo precio, siento decirte
que probablemente no te estén vendiendo diamantes.

5- Antes de lanzarte a recorrer todas las joyerías de
tu ciudad consulta en páginas web de joyerías prestigiosas, así podrás hacerte
una idea aproximada de lo que buscas.

6- Finalmente tomártelo con mucha calma, visita
varias joyerías. Tu objetivo debe ser elegir las mejores características que se
ajusten a tu presupuesto.

Espero que estos consejos te ayuden a la hora de escoger el anillo de compromiso perfecto.